jueves, 30 de mayo de 2013

Schlappe-Seppel Hefe Weissbier



5,5% Alemania 

La Schlappe-Seppel Hefe Weissbier es una cerveza de trigo, de alta fermentación y sin filtrar, del tipo Hefe Weissbier elaborada en Aschaffenburg (Alemania) desde 1631.

Según tengo entendido, está fabricada por la cervecera Schlappeseppel Gmbh y que a su vez controla Eder and Heylands y elaboran distintos estilos entre los que están la pilsen, dunkel, export, radler y la kellerbier.

Buscando por Internet, di con el curioso origen de esta genial cerveza: 
Durante la Guerra de los 30 años no era común la fabricación de espumosa en grandes cantidades, debido a ello cuando el rey Gustavo Adolfo de Suecia conquistó Aschaffenburg, no había cerveza para servir en su recepción debido a que las existencias se agotaron durante el período beligerante.
Contactaron con un soldado cojo que sabía elaborarla y el cual aparece representado en la etiqueta de la cerveza apoyando un pié en un barril.
Debido a su cojera, sus compañeros le llamaban "Schlappe Seppel" que significa algo así como  "el débil" siendo la denominación que posteriormente recibiría su espumosa.

Dejando la historia a un lado, esta cerveza no es para nada débil y menos aún, podría caber una opinión peyorativa contra ella, pues es una magnífica cerveza de trigo, de esas que no esperas encontrar o ni conoces (como fue mi caso) pero que te hace revivir la pasión por una buena weiss cuando ya piensas que lo has probado en cuestión de sabor casi todo dentro del estilo donde parece que la única variable es la concentración de alcohol en la cerveza.

¿Y por qué digo todo esto? Pues porque al beber esta cerveza, nos encontramos ante una cerveza con un buen cuerpo pero que invita al mismo tiempo a beberla rápidamente por su sabroso sabor y textura, además teniendo "sólo" 5,5º se debe tener cuidado pues no aparenta esa graduación y se termina bebiendo mas cantidad y rápidamente con lo que ello conlleva.
Da a pensar que no subirá (excusa muy utilizada comúnmente) pero cuando lo hace, ya estás perdido.

Esta cerveza la descubrí en la tienda de cervezas gaditana "Gades Beer" previa recomendación de Ricardo, gran conocedor del género y de quién siempre hay que fiarse pues acierta al 100% en las recomendaciones, en una agradable tarde que fue en compañía de unos amigos que descubrieron la tienda por primera vez y quedaron mas que encantados.



Servida es su vaso correspondiente (y si se sirve correctamente por uno mismo da la satisfacción del trabajo bien hecho) su apariencia es mas que impecable: color amarillento tirando a oro viejo, turbia y coronada por una abundante espuma blanca, cremosa y muy densa que invita a pasar el dedo para probarla como si de merengue se tratara.

Posee un olor muy aromático, especiado y frutal (diría que plátano y vainilla) acompañando a un trasfondo de notas a cereales.
Intenso y muy agradable ya apuntaba grandes expectativas con el hecho de olerla.

Su sabor es suave, pero con cuerpo.
Esta afirmación puede ser algo contradictoria, pero es algo distinto a otras cervezas del género que he probado, pues quiénes solemos beber las hefe weiss, normalmente nos hemos encontramos los dos extremos: o mucho cuerpo y densa o demasiado suave... pero la Schlappe-Seppel es un híbrido entre ambas sensaciones.

Además de ser un error común el de relacionar graduación alcohólica con cuerpo en una cerveza (he probado cervezas de 8º que tienen menos cuerpo que una de 4,8º).

Su sabor algo afrutado con un toque especiado incluso picantillo, comienza con un ligero amargor pero que va desapareciendo para dar paso a un sabor de cereales con un tono cítrico al final.
Como siempre digo, hay que mantener la cerveza unos segundos en la boca antes de tragarla directamente para quedarnos con su auténtico sabor.

En definitiva, una excelente cerveza, muy refrescante siendo muy fácil y agradable de beber a la par que "peligrosa" por lo comentado anteriormente.
Una gran opción para los aficionados de las weissbier, y para quiénes prueben este género por primera vez, empezarán con el listón muy alto.

Ideal para acompañarla con salchichas alemanas, patatas fritas artesanas o frutos secos.

Genial para degustarla en una ocasión especial y grata como una reunión de amigos para catar unas buenas cervezas en una agradable tarde.

¡Salud!

Se recomienda servir en: Weizen (click para ver)

© Benji Gómez


Fuente imágenes & Copyright: Google & Schlappeseppel Gmbh

2 comentarios:

  1. Muy curioso el origen de esta cerveza... me quedo con el nombre por si algún día la veo por ahí, no dudaré en probarla.

    Gran reseña, como siempre en este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Luis!
      Me alegra muchísimo que te resulte interesante esta entrada, y sin duda, no dudes en probarla pues es una espumosa que realmente merece la pena.
      ¡Un saludo y gracias por la visita!

      Eliminar

NOTA:
Cualquier comentario fuera de tono, irrespetuoso con el blog, con algún usuario del mismo o spam, será automáticamente eliminado.
Toda opinión es válida y respetable, pero se han de encontrar las formas adecuadas para hacerlo y lograr un sustancial debate.
Desde el blog, aprecio así como agradezco infinitamente su visita al mismo, lectura de la entrada y sus comentarios.
¡Un saludo y salud!